110.000 morosos, con nuevas condiciones para obligaciones colgadas con la banca.

En seis meses (octubre del 2017 a marzo del 2018) 110.651 deudores que estaban colgados con sus préstamos, la mayoría en consumo, lograron unas mejores condiciones de pago, en plazos y valor de la cuota con sus bancos, lo que les permitió quedar al día con las obligaciones sin que esto les acarreara un reporte ante las centrales de riesgo (Datacrédito y TransUnión).

El valor de esos préstamos refinanciados ascendió a 1,9 billones de pesos al cierre de marzo pasado y representan el 8,9 por ciento del total de las deudas vencidas (21 billones de pesos) que millones de colombianos, tanto personas naturales como empresas, tienen con las entidades de crédito, según conoció EL TIEMPO.

El dato interesante es que el 94 por ciento de los deudores que modificaron las condiciones de sus créditos está pagando al día lo que demuestra el impacto y la efectividad de la medida que implementamos hace seis meses (circular externa 026 del 29 de octubre del 2017)”, dijo Jorge Castaño Gutiérrez, superintendente Financiero.

Los más beneficiados con esta medida han sido, sin duda, las personas que contrataron con la banca créditos de consumo y que por algunas circunstancias económicas no pudieron cumplir con esas obligaciones en los términos acordados. 
Las cifras oficiales indican que para marzo 103.657 deudores, es decir, el 93,7 por ciento, eran de consumo, y de los 1,9 billones de pesos refinanciados hasta ese mismo mes, 34,5 por ciento correspondió a esta cartera.

El mayor monto de préstamos modificados, al amparo de la circular 026 del 2017, corresponde a cartera comercial, 60,8 por ciento del total, concentrado en apenas 2.208 deudores; el 1,7 por ciento es de microcréditos en cabeza de 4.267 deudores que estaban en mora, mientras que el restante 3 por ciento es créditos hipotecarios de 519 personas que se encontraban en similares condiciones de atraso con dichas obligaciones. 

Castaño Gutiérrez recordó que la norma no tiene fecha límite para que los deudores se puedan acoger a esta, pero insistió en que una persona solo puede acudir a la misma por una sola vez.

"Mientras las entidades financieras han hecho un manejo responsable de la figura de deudores financieramente viables, la medida ha servido para que las personas puedan ajustarse a la nueva realidad económica del país”, agregó el funcionario. 

Los que pueden refinanciar

Lo que dice la circular 026 del 2017 es que solo las personas con ‘deudas tempranas’, es decir, aquellas que no tengan un vencimiento superior a los 60 días, en créditos de consumo y microcréditos, así como de 90 días en las modalidades comercial e hipotecaria, pueden acercarse a su entidad a fijar unas nuevas condiciones de pago de sus obligaciones sin que esto sea considerado como una reestructuración y no genere un reporte negativo ante las centrales de riesgo, salvo si llega a incurrir de nuevo en mora con esas obligaciones. 

También lo pueden hacer aquellos deudores que prevean una disminución potencial en su flujo de caja por cambios de trabajo, desempleo, disminución de sus ventas, entre otros factores, según precisa la Superfinanciera. La negociación no genera gastos de cobranza prejurídica, pero si el deudor “recae” le aplica esos costos.

Se estima que, al menos, 1,5 millones de deudores de la banca colombiana estarían en condiciones de aplicar las modificaciones de sus créditos, en tanto que el valor de los créditos atrasados ronda los 8,5 billones de pesos. Datos de la entidad, con corte a febrero, indican que los deudores de consumo que hasta esa fecha han podido modificar las condiciones de los préstamos atrasados han refinanciado obligaciones por valor promedio de 6,3 millones de pesos.


Elogio del FMI

Las medidas de Superfinanciera frente a la banca, como provisiones y alertas, son reconocidas por las multilaterales para controlar el riesgo. 

En su reciente visita a Colombia, el Fondo Monetario Internacional (FMI) destacó los alcances de otras medidas, como homogeneizar las prácticas de reestructuración de préstamos de los bancos y armonizar las regulaciones con las normas de Basilea III. 

“El sistema bancario ha mostrado resiliencia en un contexto de desaceleración económica, gracias en parte a una supervisión financiera y a la abundancia de capital y liquidez”, indicó el organismo.

Por: El Tiempo – 14 de mayo de 2018

Encuesta

Califica nuestro nuevo diseño

Contador de visitas

089583
Hoy
Este mes
Total
65
6598
89583

Su IP: 66.249.64.39
2018-10-20 05:37