En el último año el 71% de los hogares colombianos redujo el consumo de bolsas plásticas. Así lo revela una encuesta de percepción ciudadana realizada por el Departamento Nacional de Planeación (DNP), en el segundo semestre de 2017.​

Estos resultados sean luego de la implementación de la política de uso racional de bolsas plásticas que, además, le permitió al país un recaudo tributario de $10.460 millones durante el periodo julio – diciembre de 2017. Esta cifra corresponde al uso estimado de 525 millones de ese tipo de empaques. Adicionalmente se presentó una reducción en la producción y distribución de bolsas del 30%, según fuentes de FENALCO y Acoplásticos.

El director del Departamento Nacional de Planeación (DNP), Luis Fernando Mejía, dijo que el Gobierno ha venido fomentando iniciativas ambientales en el marco de la Estrategia de Crecimiento Verde del Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018.

“La reglamentación para el uso racional de bolsas plásticas busca crear conciencia ambiental en la ciudadanía y desincentivar el consumo de este producto que tiene impactos negativos para el ambiente. Con estos resultados constatamos que la medida está siendo efectiva y que los colombianos están cambiando sus hábitos. Avanzamos hacia un uso más eficiente de este producto, contribuyendo así a la conservación del ambiente”, añadió Mejía.

De acuerdo con la medición, la mayor reducción en el uso de bolsas plásticas se presenta en Bogotá y Cali, con porcentajes superiores al 79%, mientras que en Barranquilla y el Valle de Aburrá es de 65,3% y 68,5%, respectivamente.  A su vez, el estudio señala que el impacto es mayor en los estratos 5 y 6, que reportan 86% en la disminución. Este resultado contrasta con los estratos 1 y 2, donde el 60,5% y el 72,5% de los hogares manifestaron haber reducido el uso de bolsas.

La encuesta también indica que se presenta menor consumo de bolsas en los hogares donde el entrevistado tiene mayor nivel educativo (75,1%).

 

Separación de basuras

Por otra parte, el estudio determinó que el segundo problema que más preocupa a la ciudadanía, después de la contaminación del aire, es el manejo de basuras y suciedad. Otras preocupaciones predominantes son la minería, la contaminación del agua y la falta de zonas verdes.

En la encuesta, el 52% de hogares colombianos declara que separa basuras con el propósito de reciclar. Este comportamiento es más frecuente en el Valle de Aburrá y Bogotá con tasas de 68% y 65,5%, respectivamente. En contraste, en Barranquilla el porcentaje de hogares que separan basuras en la fuente es tan solo del 36,5%.

En esta práctica, como en la reducción del consumo de bolsas plásticas, las personas con educación superior reportan diez puntos porcentuales más en la separación de basuras, frente a ciudadanos con otro nivel educativo (57,1% educación superior – 48,8% bachiller).

De la misma manera, el estrato socio económico muestra un efecto significativo en el buen ejercicio de la práctica ambiental. Aquí, en los estratos más altos, el 82,2% de los hogares reporta que separa basuras mientras que en los estratos 1 y 2, estos niveles se encuentran en 36,9% y 50,3%, respectivamente.

Departamento Nacional de Planeación – 10 de abril de 2018

Encuesta

Califica nuestro nuevo diseño

Contador de visitas

061524
Hoy
Este mes
Total
27
6324
61524

Su IP: 216.244.66.200
2018-07-23 02:49