La evolución favorable del sector agropecuario, medido a través de los desembolsos de Finagro y el sacrificio de ganado, dinamizaron este periodo del año anterior en el departamento.

Primera Entrega del informe económico publicado por el Banco de la República (denominado Boletín Económico Regional, BER). El documento analiza los cuatro departamentos de la llamada región Centro del país: Cundinamarca, Tolima, Huila y Caquetá y expresa los sectores en los que ha crecido o cedido espacio, según la dinámica del cuarto trimestre de 2017.

En esta primera entrega, DIARIO DEL HUILA tendrá en cuenta los sectores Agropecuario, Silvicultura, Pesca y Minería.

De acuerdo con el informe del IV trimestre, los indicadores de estos sectores para el Huila fueron positivos. El sacrificio de ganado vacuno en la región centro registró un crecimiento de 3,7%, el sacrificio de porcinos en el Huila obtuvo la participación más alta de la región con el 69,9%, así como la buena participación del departamento en la colocación de créditos vía Finagro.

El informe indicó que «la economía de la región Centro arrojó resultados disímiles en el cuarto trimestre de 2017. Es de destacar la evolución favorable del sector agropecuario, medido a través de los desembolsos de Finagro y en el sacrificio de ganado.

Los desembolsos del Fondo para el Financiamiento del Sector Agropecuario (Finagro) aumentaron en la zona, aunque desmejoró su participación dentro del contexto nacional. Según la destinación de los recursos, la línea de “inversión” predominó con una alta participación en Tolima y Cundinamarca.

 

Sector agropecuario

Según el informe, durante el cuarto trimestre de 2017, los recursos accedidos en el país por créditos aprobados por el Fondo para el Financiamiento del Sector Agropecuario (Finagro), sumaron $4.002 millones (mm), y exhibieron un incremento del 46,5% respecto al mismo periodo del año anterior. Para los departamentos que conforman la región Centro se desembolsaron $532.000 millones, lo que significó un aumento anual de $82.000 millones (18,2%); sin embargo, desmejoró su participación dentro del contexto nacional al pasar de 16,5% a 13,3%.

Territorialmente, Cundinamarca obtuvo el mayor porcentaje del total de los empréstitos (43,1%), Tolima (29,6%), Huila (22,3%) y Caquetá (5,1%).

En el análisis trimestral, las mayores variaciones anuales fueron para Cundinamarca (24,4%) y Huila (22,5%), seguidos de lejos por el Tolima (9,7%) y el Caquetá que solo obtuvo el (5,4%). Según su destinación, la línea de “inversión”, con un aumento anual del 25,4%, agrupó la mayor financiación al orientar el 57,5% ($306 mm), aprovechados en gran medida por Cundinamarca en el grupo de “comercialización” en el rubro de “Maquinaria y equipo, transformación y comercialización”, se beneficiaron también los empréstitos para Infraestructura-transformación-comercialización, así como el rubro de Consolidación de pasivos otorgados originalmente con recursos de redescuento o recursos propios de las instituciones financieras como cartera sustitutiva o agropecuaria en condiciones Finagro, canalizados especialmente hacia Tolima y Cundinamarca.

En segundo lugar, la línea de “Capital de trabajo” con una variación interanual del 9,7%, destinó el 42,5% restante ($226 mm), los cuales fueron dirigidos al grupo de Comercialización especialmente hacia la transformación y comercialización, con el fin de financiar los costos directos necesarios en el rubro de cartera, inventario y costo de la agroindustria arrocera en Huila y Tolima; así mismo, creció el grupo de Sostenimiento y se destacó la utilización de la tarjeta agropecuaria.

Finalmente, es importante mencionar que Finagro durante el 2017 otorgó créditos en Colombia por $14.775 millones, en tanto que, para la región Centro ascendieron a $2.279 millones, lo que representó un incremento de $512 mm (29,0%), no obstante su contribución cayó dentro del contexto nacional al pasar del 17,0% al 15,4%. Por departamentos, Cundinamarca logró los mayores recursos ($889 mm), Tolima ($686 mm), Huila ($590 mm) y Caquetá ($115 mm).

 

Ganadería

De acuerdo con el Banco de la República, en el último trimestre de 2017, el sacrificio de ganado vacuno en la región Centró registró un crecimiento de 3,7% con relación a igual período del año precedente, al pasar de 97.745 a 101.338 cabezas, lo que permitió que su participación en el contexto nacional subiera de 10,9% a 11,6%. Entre tanto, el degüello efectuado en el país bajó 2,3%, de 894.040 a 873.868 ejemplares.

 

Porcicultura

 Según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), el sacrificio de porcinos en el país durante el trimestre octubre – diciembre de 2017 totalizó 1.139.804 cabezas, mientras que en el mismo periodo del año anterior sumó 1.092.849, lo que significó un crecimiento anual de 4,3%. Entre tanto, para los departamentos de Tolima y Huila que para este análisis comprenden la zona Centro, fue de 16.090 animales, lo que constituyó un avance anual de 7,0%, explicado por una mayor demanda.

De otro lado, el Huila obtuvo la participación más alta con el 69,9% y el Tolima el restante (30,1%). No obstante, el departamento del Tolima creció 13,1% y el Huila 4,6% en el trimestre.

Por su parte, en lo corrido del año (enero a diciembre de 2017), el degüello de porcinos en Colombia fue de 4.133.496 cabezas, por lo que registró una variación absoluta anual de 67.531 cabezas (1,7%). En la zona Centro alcanzó 56.750 especies, con un incremento de 1.328 animales sacrificados (2,4%).

 

Minería

En este sector, sin incluir la producción de sal de los municipios de Nemocón y Zipaquirá en Cundinamarca y de Restrepo en el Meta para el segundo semestre, debido a que no existe información actualizada, según la Agencia Nacional de Minería, durante el año 2017 la extracción nacional de sal presentó un total de 501.499 toneladas, lo que significó un descenso de 11,1% respecto a mismo periodo del año anterior, cuando se produjeron 564.193 toneladas.

Tal escenario obedeció en gran medida a la minería ilegal, que no ha sido controlada del todo en la salina de Manaure en la Guajira, esto propició que disminuyera la comercialización legal del producto; también, influyeron los inconvenientes de carácter laboral que paralizaron la mina, situación subsanada en las negociaciones entre los trabajadores y la empresa Big Group, lo cual permitió que se reactivaran las actividades en el cuarto trimestre del año y la producción del mineral aumentara el 48,8%.

Por otro lado, la extracción en Cundinamarca, y en especial del municipio de Sesquilé, aumentó en 18.334 toneladas (6,0%), siendo el mayor productor del mineral en el departamento, con una participación de 96,4%; a la vez, el departamento aportó el 66,8% del total producido en la nación.

Por: Diario del Huila – 12 de marzo de 2018

Encuesta

Califica nuestro nuevo diseño

Contador de visitas

078977
Hoy
Este mes
Total
73
7420
78977

Su IP: 54.92.190.11
2018-09-19 02:07